SENTENCIA PARTICIPACIONES PREFERENTES

QUEREMOS INFORMARLE DE QUE El Juzgado número 1 de Cambados (Pontevedra) ha dictado la primera sentencia contra las participaciones preferentes al estimar “íntegramente” la demanda interpuesta por un afectado, J.L.C.M., frente a Novagalicia Banco, declarando “nulo” el contrato de compra de valores realizado en 2008, de forma que la entidad financiera deberá abonar 7.560 euros más los intereses al denunciante.

La titular del juzgado número 1 de esta localidad, Olga Martín, considera queda probado que el demandante “no fue debidamente informado de las características de riesgo alto y posible iliquidez que presentaba el producto en cuestión”.

Además, considera que “en ningún momento se le manifestó que el contrato suscrito tenía un vencimiento a 31 de diciembre del 2050, y que si lo hubiera sabido nunca lo hubiera firmado”.

El demandante, un empleado de almacén que según consta en la sentencia “carece de profundos conocimientos en materia financiera”, era desde hacía años cliente de la antigua Caixanova y que acudió a su oficina bancaria para constituir un depósito de 10.000 euros que tenía ahorrados.

“El director de la sucursal de Dena le ofreció contratar un tipo de depósito de alta rentabilidad que le permitía disponer de su dinero en todo momento y en el que no existían riesgos”, según recoge la sentencia. De hecho, cuando el 29 de mayo el demandante decidió retirar parte de su dinero, 2.400 euros para comprar un coche, “lo pudo realizar sin ningún tipo de problema o alegación por parte de la entidad”.

Sin embargo, posteriormente ante las dificultades para retirar los 7.560 euros que le quedaban en preferentes, el demandante optó por acudir a los tribunales.

Novagalicia Banco, por su parte, sostiene que el cliente conocía la naturaleza del producto que había adquirido ya que se le entregó un tríptico del folleto informativo, que percibió puntualmente los rendimientos de las participaciones suscritas y que realizó el “test de idoneidad”.

OFERTA ENGAÑOSA DEL PRODUCTO

Sin embargo, la jueza de Cambados concluye que “el cliente no fue informado de una forma directa y comprensible de las verdaderas características del producto contratado, que era de alto riesgo, y se ofertó a un cliente calificado como conservador, que nunca había realizado operaciones de esa naturaleza y que carece por completo de conocimientos mínimos en materia financiera”.

“Siendo que la posibilidad de liquidez inmediata fue determinante para que el demandante suscribiera el contrato y que al demandante se le ofertó engañosamente un producto que supuestamente alcanzaba estas condiciones, pero ello no era cierto, contribuye a alcanzar la conclusión de que hubo información no veraz en la suscripción del contrato”.

Además resalta que en las mismas condiciones del contrato suscrito, del que se facilitó una copia al demandante, figura “en la cláusula relativa a su duración, que su vigencia es indefinida y que cualquiera de las partes podrá instar unilateralmente su finalización mediante un preaviso de 15 días, lo cual es eminentemente falso”, según la sentencia.

Por todo ello, la jueza declara nulo el contrato de compra de estos valores “por error del consentimiento” y condena al banco a asumir las costas del proceso. La sentencia es recurrible ante la Audiencia Provincial de Pontevedra.

LOS AFECTOS PIDEN UNIÓN

Afectados por la venta del producto financiero conocido como participaciones preferentes han insistido este domingo en la necesidad de que se dé “una solución para todos juntos”. “Nuestro criterio es que tiene que haber una solución colectiva”, apuntan portavoces de afectados por este producto bancario de Vigo y Cangas, en declaraciones a Europa Press.

Así, Luciano Villar, de la plataforma de O Morrazo, ha insistido en que la vía judicial tiene que ser “el último recurso” para esta solución que, a su juicio, tiene que ser “colectiva” y pasa por la “vía política”.

A este respecto, explica que acudir a la Justicia puede dejar atrás, sin una solución, a algunos afectados, y por lo tanto “perjudicar” a parte de las personas que adquirieron este producto en función del fallo emitido. Por eso, para las plataformas, es necesario que se pueda llega a una fórmula “colectiva”.

Luciano Villar entiende que “tienen que ser modificadas las leyes” porque con la actual legislación no es posible la fórmula de la devolución de las preferentes de forma colectiva, de ahí que insista en que hay que darle una solución “política”.

Fuente: (EUROPA PRESS)

ABOGADOS EN FORNELL CONSULTORS A SU DISPOSICIÓN. SOLICITE VISITA Y LE HAREMOS UNA PROPUESTA PERSONALIZADA. CONFIE EN NUESTROS PROFESIONALES Y EL VALOR DE LA EXPERIENCIA.

Anuncis

CONFLICTO: EL CONTRATO POR OBRA O SERVICIO

Conflicto:     Contrato por Obra

Una vez más, volvemos a insistir en la importancia de formalizar adecuadamente los Contratos por Obra o Servicio a nuestros empleados, muy utilizado en sectores como:

      HOSTELERÍA    –    TRANSPORTE    –    LIMPIEZA


Es un tema complejo, puesto que cada convenio colectivo identifica y regula las tareas que pueden ser cubiertas con este contrato. Y datos como la explicación detallada de la obra y las tareas adscritas al empleado, no poder estar trabajando en dos obras simultáneamente, etc. son condiciones imprecindibles para que el contrato no sea interpretado como celebrado en fraude de ley.


En FORNELL CONSULTORS, S.L.P. estamos a su disposición para realizar un estudio personalizado de los contratos de sus empleados,PLANIFICAR CON USTED LAS MEJORES SOLUCIONES.


Los convenios colectivos, pueden identificar aquellos trabajos o tareas que pueden cubrirse con este tipo de contrato de obra o servicio determinado.Si en la organización de los Recursos Humanos de nuestra empresa estamos utilizando el contrato por Obra o Servicio, hemos de tener en cuenta una serie de factores primordiales, para que estas formalizaciones contractuales con nuestros empleados se hayan realizado ajustándose a la norma. Por tanto, es importante:

– una explicación adecuada y detallada de la obra y las tareas adscritas al trabajador

– que la duración del contrato se ajuste al tiempo exigido para la realización de la obra 

– que el trabajador no esté trabajando en otras obras simultáneamente 

– preavisar con 15 días mínimo de antelación para los contratos de duración superior a un año

 si no se ha cumplido con alguno de estos puntos vitales, el trabajador puede interponer contra nuestra empresa una demanda por despido llegado su fin de contrato, alegando “fraude de ley” y reclamándonos su condición de fijo o indefinido en nuestra empresa. Las consecuencias pueden ser su reincorporación inmediata o el pago de una indemnización de 45 días por año.

El contrato por Obra o Servicio y su aplicación en el mercado laboral.

Le recordamos que este contrato es el que se concierta para la realización de una obra o prestación de un servicio, con autonomía y sustantividad propia dentro de la actividad de la empresa y cuya ejecución, aunque limitada en el tiempo, sea en principio de duración incierta.

Los convenios sectoriales estatales y de ámbito inferior, incluidos los convenios de empresa, pueden identificar aquellos trabajos o tareas que pueden cubrirse con estos tipos de contratos de obra o servicio determinado.

 En cuanto a la duración de estos contratos habrá que tener presente lo siguiente:

La duración es por el tiempo exigido para la realización de la obra o servicio. No obstante, los contratos suscritos a partir del 18 de junio de 2010 no podrán tener una duración superior a tres años ampliable hasta doce meses más por convenio colectivo sectorial de ámbito estatal o, en su defecto, por convenio colectivo sectorial de ámbito inferior. 

Si fuere superior a un año, para proceder a la extinción del contrato se necesita preaviso con 15 días de antelación a la finalización de la obra o servicio. Si se incumpliera por parte del empresario, existe obligación de indemnizar por el equivalente a los salarios correspondientes al plazo incumplido. 

Si la duración efectiva de estos contratos fuese inferior a siete días, la cuota empresarial a la Seguridad Social por contingencias comunes se incrementará en un 36 por 100. 

Se transforma en indefinido, salvo prueba en contrario que acredite la naturaleza temporal de la prestación:

O por falta de forma escrita. 

o por falta de alta en la Seguridad Social si hubiera transcurrido un plazo igual o superior al período de prueba. 

Si llegado el término no se hubiera producido denuncia de alguna de las partes y se continuara realizando la prestación laboral. 

También adquirirán la condición de trabajadores fijos de la empresa los trabajadores contratados por obra o servicio determinado cuando transcurran tres años de contrato, ampliables hasta doce meses más por convenio colectivo sectorial de ámbito estatal o, en su defecto, por convenio colectivo sectorial de ámbito inferior. Este régimen se aplicará a los contratos por obra o servicio determinado suscritos a partir del 18 de junio de 2010. 

Asimismo, se presumirán por tiempo indefinido los celebrados en fraude de ley. 

Jornada

A tiempo completo o a tiempo parcial.

Formalización del contrato

Por escrito, y deberá especificar e identificar suficientemente, con precisión y claridad, el carácter de la contratación y la obra o servicio para el que se contrata. El empresario deberá comunicar el contenido del contrato en el plazo de los diez días hábiles siguientes a su concertación en el correspondiente Servicio Público de Empleo.

Indemnización

A la finalización del contrato, el trabajador tendrá derecho a recibir una indemnización de cuantía equivalente a la parte proporcional de la cantidad que resultaría de abonar ocho días de salario por cada año de servicio, o la establecida, en su caso, en la normativa específica que sea de aplicación. Para los contratos suscritos a partir del 18 de junio de 2010, la indemnización será de doce días de salario por cada año de servicio según el siguiente calendario:

 Ocho días de salario por cada año de servicio para los contratos temporales que se celebren hasta el 31 de diciembre de 2011.

 Nueve días de salario por cada año de servicio para los contratos temporales que se celebren a partir del 1 de enero de 2012.

 Diez días de salario por cada año de servicio para los contratos temporales que se celebren a partir del 1 de enero de 2013.

 Once días de salario por cada año de servicio para los contratos temporales que se celebren a partir del 1 de enero de 2014.

 Doce días de salario por cada año de servicio para los contratos temporales que se celebren a partir del 1 de enero de 2015.

 Deber de información

El empresario informará a los trabajadores sobre la existencia de puestos de trabajo vacantes, con el fin de garantizarles las mismas oportunidades de acceder a puestos permanentes que los demás trabajadores. Esta información podrá facilitarse mediante un anuncio público en un lugar adecuado de la empresa o centro de trabajo.

 Los convenios colectivos establecerán medidas para facilitar el acceso efectivo de estos trabajadores a la formación profesional continua, para mejorar su cualificación y favorecer su progresión y movilidad funcionales.

Esta información es por gentileza de Fornell Consultors.