VACACIONES Y TRABAJO SIN CALOR

Si algo bueno nos aporta el verano es el disfrute de unas agradables vacaciones. Unos buscamos relax, otros diversión, y otros, hasta deportes de aventura. Pero, lo que sí es cierto, es que TODOS DESEAMOS INCORPORARNOS EN SEPTIEMBRE RENOVADOS    y con la capacidad, aún mayor, de afrontar las nuevas dificultades que como empresarios nos puedan surgir, en nuestra actividad profesional del día a día. 

El artículo de FORNELL CONSULTORS de hoy:  Tema corto y refrescante!!  

 Que les guste, buenas vacaciones y volvemos en septiembre.

CONSEJOS PARA TRABAJAR Y ESTAR EXPUESTOS AL CALOR

Según fuentes del Instituto de Seguridad e Higiene, en estas fechas veraniegas es frecuente que  el Trabajo pueda producir accidentes  causados por calor en nuestro país.  Casi el 20 % de los mismos requieren hospitalización.  

Sepamos que la causa del problema no es sólo la elevada temperatura, sino la acumulación excesiva de calor en el organismo, que se puede producir tanto por las altas temperaturas, como por el calor que genera el cuerpo en actividades físicas intensas. 

Además, existen factores personales que incrementan el riesgo, como padecer enfermedades cardiovasculares, respiratorias o diabetes.

 Factores de riesgo 

Factores climáticos: Exposición a temperaturas y humedades relativas altas.

  • Ventilación escasa. Al aumentar la velocidad del aire, disminuye la  sensación de calor   porque se facilita la pérdida de calor por convección y por evaporación.
  • Exposición directa a los rayos del sol.

Factores relacionados con el tipo de tarea:  

  • Dificultad para suministrar  agua fresca
  • Realización de trabajo físico intenso.Pausas de recuperación insuficientes. Es preferible descansar a cada hora. A medida que la temperatura es mayor, las pausas deben ser más  largas y frecuentes.
  • Utilización de equipos de protección que impidan la evaporación del sudor.

Medidas preventivas  

  • Proporcionar agua potable y limitar las tareas pesadas que requieran gasto energético elevado.
  • Habilitar zonas de sombra o locales con aire acondicionado para el descanso.
  • Instalar ventiladores, equipos de climatización, persianas, estores y toldos para disminuir la temperatura.
  • Planificar las tareas más pesadas en las horas de menos calor.
  • Procurar vestir con ropas amplias, de tejido ligero y colores claros. Proteger la cabeza con gorra o sombrero.

 Actuación en caso de un golpe de calor     

  • Colocar a la persona en una zona a la sombra y, a ser posible, en un ambiente frío.
  • Debe desvestirse  y se recomiendan duchas con agua fría (15-18ºC).
  • No debe utilizarse agua más fría de15ºC, ya que se produciría una disminución de  la pérdida del calor, debido a una constricción de los vasos sanguíneos cutáneos.
  • Si  está consciente, suministrarle agua fría para beber. Si  está inconsciente, colocarlo en posición recostado sobre un lateral de su  cuerpo, con la cabeza ligeramente ladeada, el brazo inferior atrás, extendido, el superior flexionado hacia adelante y arriba y las piernas flexionadas, más la superior que la inferior.
  • Otra posibilidad es cubrir el cuerpo con toallas húmedas, cambiándolas con frecuencia y, preferiblemente, en combinación con un ventilador eléctrico o un dispositivo similar, para que la temperatura del cuerpo disminuya algo más.
  • Contacte con un médico y, si es posible, lleve al paciente al hospital lo  más pronto posible. A menudo, una persona que sufre un golpe de calor puede precisar oxígeno, administración de suero por vía intravenosa y, algunas veces, medicación adecuada.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s